Odio la piscina. Así, sin paños calientes. Odio ese proceso por el cual estoy obligada a ir cada día del verano, sin excepción, a torrarme bajo un sol de justicia y a sufrir la terrible impresión que me produce sumergirme en el agua gélida estando...

Estaba visitando un castillo de Escocia, rodeada de personas, en fila de a uno, y me reconocí como un borrego. Leía en inglés una historia que me era completamente ajena, cámara en mano, para engrosar las tropecientas fotografías que ya llevaba hechas ese día. Me...